martes, 14 de marzo de 2017

 
EXPOSICIÓN Y ADORACIÓN DEL SANTÍSIMO
 

lunes, 16 de enero de 2017

Agotan existencias en la venta de cortadillos solidarios
 
 
La Hermandad Sacramental Esclavos 32 pasó la mañana del jueves a los pies del Olivo Milenario vendiendo casi 200 docenas de cortadillos, con la novedad de la venta de bolsas de harina de panadero. La recaudación de la jornada se destinará a Cáritas Daimiel. 

 Al poco de abrir la venta de cortadillos en el tenderete que instalaron en la Plaza de España, los encargados de esta iniciativa solidaria habían vendido ya una gran parte de la producción únicamente en encargos. Tras una mañana tranquila y soleada, la Hermandad Sacramental de Los Esclavos 32 vendía cerca de las dos de la tarde su última media docena de cortadillos, superándose un año más. 
 
Tal y como apuntaba Alberto Fernández, tesorero de la hermandad, “en esta ocasión se han encargado un 10% más de bolsas de cortadillos, y de nuevo se han vendido todas ellas. Cada año la hermandad se supera, vendiendo más cantidad de productos”. El crecimiento de esta iniciativa ha aumentando considerablemente y en este 2017 se prepararon cuatro veces más docenas que en el estreno de este proyecto. El tesorero explicaba que se ha contado con un producto nuevo como es la harina de panadero, una harina que no se encuentra en supermercados y que había sido molida el pasado lunes. 
 
La Hermandad les da las Gracias a todos por vuestra colaboración y que este proyecto sea posible un año más.
 
FUENTE.-  Daimiel Noticias
 
 

jueves, 5 de enero de 2017


UN AÑO MÁS NO DEBES FALTAR A LA CITA,
TE ESPERAMOS...
 
 
LA HERMANDAD SACRAMENTAL DE ESCLAVOS 32 LES DESEA UNA FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO
AÑO NUEVO 2017
 
 

lunes, 31 de octubre de 2016

lunes, 16 de mayo de 2016

 
"YO SOY EL PAN VIVO BAJADO DEL CIELO, SI UNO COME DE ESTE PAN VIVIRÁ
PARA SIEMPRE Y EL PAN QUE YO OS DARÉ ES MI CARNE POR LA VIDA DEL MUNDO"
 

sábado, 13 de febrero de 2016

Cuaresma, tiempo adecuado para despojarse y nos hará bien preguntarnos de qué podemos privarnos a fin de ayudar y enriquecer a otros con nuestra pobreza